Cómo elegir la consola
Es asombroso adónde han ido los videojuegos hoy. Comenzaron con consolas grandes que tomaban cartuchos y parecían vagamente dibujos animados dibujados a mano. Hoy en día, incluyen video HD, reaccionan a los movimientos de tu cuerpo e incluso te permiten aparecer en pantalla. Siga leyendo para conocer algunos consejos para ser un mejor jugador. Compre […]
Es asombroso adónde han ido los videojuegos hoy. Comenzaron con consolas grandes que tomaban cartuchos y parecían vagamente dibujos animados dibujados a mano. Hoy en día, incluyen video HD, reaccionan a los movimientos de tu cuerpo e incluso te permiten aparecer en pantalla. Siga leyendo para conocer algunos consejos para ser un mejor jugador. Compre controladores inalámbricos para sus sistemas de videojuegos. Jugar videojuegos puede ser bastante emocionante. Muchos jugadores sacuden sus controladores en un momento u otro. ¡Algunos incluso pueden meterse tanto en un videojuego que lanzan su controlador a través de una habitación! En casos como estos, es desastroso estar atado a un sistema. Los controladores con cable han sido en parte responsables de la destrucción de muchos sistemas de juego. Si está jugando un juego deportivo y no tiene ninguna experiencia con él, establezca el nivel de dificultad en novato. Esto te ayudará a captar las características únicas del juego y aprender a moverte por el campo. Si lo establece más alto que eso, es probable que se sienta frustrado y no se divierta. Como padre, es importante recordar que los niños no tienen un interruptor de "apagado" en su cerebro. Sin la intervención de los padres, los niños pueden (y lo harán) jugar videojuegos durante muchas horas sin detenerse. Es importante controlar la cantidad de tiempo que su hijo puede jugar sus juegos. Establezca un límite y sea coherente y firme con este límite. Invite a sus amigos y familiares a jugar un videojuego que le guste. Puede pasar tiempo con ellos, ponerse al día con los viejos tiempos y jugar a su juego favorito. Nunca se sabe, es posible que quieran comprarlo ellos mismos para que puedan jugar juntos desde la comodidad de sus hogares. Los videojuegos son caros, así que en lugar de comprar uno que no esté seguro si le gustará, alquilelos. Muchos servicios ofrecen videojuegos en alquiler por un precio determinado todos los meses. Al alquilar el videojuego primero, puedes probarlo para ver si te gusta y comprarlo si te gusta. Encuentra algunos bloggers de juegos que disfrutes. Si tiene un trabajo, es probable que no le gusten los juegos tanto como le gustaría. Los blogueros de juegos, sin embargo, a menudo tienen más tiempo para profundizar en la industria y transmitirle información. Los bloggers pueden ayudarte a encontrar juegos geniales y también ayudarte a descubrirlos una vez que los tengas. Organiza una fiesta de videojuegos. Muchos niños disfrutan jugando a los videojuegos y disfrutarán mucho de una fiesta con un tema de videojuegos. Elija el sistema de juego favorito de su hijo y haga un pastel para mostrar esto. Luego, configure el sistema de juego para que su hijo y sus amigos puedan jugar juntos. Cambie sus juegos antiguos en una tienda de videojuegos. Es posible que no sepa esto, pero puede intercambiar sus juegos antiguos en la tienda de videojuegos y obtener dinero en efectivo o crédito para juegos nuevos. Sin embargo, consulte con algunas tiendas diferentes para que pueda obtener la mejor oferta en sus juegos. Echa un vistazo a las salas de juegos cuando viajas fuera de casa. ¡Mucha gente juega en casa en sus salas de estar! Salir de la ciudad te dará la oportunidad de ser un poco más interactivo. Ya sea que le guste jugar en una consola o en su teléfono celular, los videojuegos parecen estar en todas partes hoy. Ya no tienes que ir a la sala de juegos para jugar los mejores títulos, sino que puedes jugarlos en casa. ¡Ni siquiera tienes que ir a una tienda para comprarlos! En que mundo vivimos.