Consejos básicos para sus videojuegos
Los videojuegos ya no son solo un hombrecito amarillo comiendo puntos en una pantalla. Han sido llevados a un nivel más allá de la imaginación y los beneficios que brindan son utilizados por padres, maestros e incluso el Pentágono. Obtenga más información sobre cómo aprovechar al máximo su juego con el siguiente artículo. Si está […]
Los videojuegos ya no son solo un hombrecito amarillo comiendo puntos en una pantalla. Han sido llevados a un nivel más allá de la imaginación y los beneficios que brindan son utilizados por padres, maestros e incluso el Pentágono. Obtenga más información sobre cómo aprovechar al máximo su juego con el siguiente artículo. Si está comprando un juego para un menor, preste atención a la clasificación ESRB. Esta clasificación indicará si el juego es apropiado para el niño y le permitirá saber qué tan violento es el juego. Si le preocupa que el juego pueda estar más allá del nivel de madurez del niño, probablemente sea mejor que no lo compre. ¿No estás seguro de si tu computadora es capaz de ejecutar un juego? Vea si su sistema es compatible a través de un sitio web diseñado para proporcionar esa información. Una vez que lo descargue, esto puede indicarle si su sistema puede jugar un juego específico. Recuerde, después de usarlo, puede eliminarlo de su computadora si lo desea. Como padre, es importante recordar que los niños no tienen un interruptor de "apagado" en su cerebro. Sin la intervención de los padres, los niños pueden (y lo harán) jugar videojuegos durante muchas horas sin detenerse. Es importante controlar la cantidad de tiempo que su hijo puede jugar sus juegos. Establezca un límite y sea coherente y firme con este límite. Si no está seguro de qué comprar, pida sugerencias a los empleados de la tienda de juegos. Muchas personas saben qué géneros les gustan, pero es posible que no conozcan ningún juego nuevo que esté disponible. Los asociados de la tienda de videojuegos suelen saber lo suficiente como para indicarle la dirección correcta. Si decide permitir que su hijo en edad preescolar juegue un videojuego, siéntese siempre con él cuando lo haga. Habla con ellos sobre lo que está sucediendo en el juego. Al hacer de la experiencia un evento social, puede crear un tiempo especial de unión entre usted y su hijo mientras hace algo que disfruta. A veces sale un juego y luego sigue un montón de contenido descargable. Si desea ahorrar su dinero, es posible que desee esperar un poco. Esto se debe a que puede haber una versión del juego que salga más tarde que incluya todas estas cosas por un precio más bajo. ¡No se quede atascado pagando por un montón de extras que podría obtener en un disco más adelante! Si tiene hijos, debe utilizar los controles parentales siempre que sea posible. Verifique si el juego se puede jugar en línea. Si es así, intente limitar el acceso a Internet de sus hijos. También debe mirar las listas de amigos y los mensajes para asegurarse de que estén jugando a lo seguro. Supervise el juego de su hijo. Muchos juegos ahora se juegan en línea donde su hijo puede interactuar con cualquiera que esté jugando en línea. Pregúntele a su hijo sobre su juego y con quién está hablando. También puede examinar el sistema de juego de su hijo y establecer controles parentales que le permitan controlar lo que hace su hijo durante el juego. Recuerde tomar descansos regulares cuando juegue videojuegos. Cuando juegas videojuegos durante largos períodos de tiempo sin interrupciones, tus ojos pueden comenzar a secarse y a doler. Por lo tanto, es importante tomar un descanso de 15 minutos de los videojuegos al menos una vez cada 2 horas. Los videojuegos pueden mejorar tu vida de formas que nunca creíste posibles. ¡Ni siquiera tiene que salir de su sala de estar para aprender a hablar italiano o perder esos últimos 10 libras! Con suerte, este artículo le ha dado mucho en qué pensar sobre los juegos y cómo aprovechar al máximo su reproducción de video.